domingo, 26 de julio de 2009

AMANTE OSCURO


Autor-----------J.R. WARD
Titulo-----------Amante oscuro
Genero---------Paranormal---La hermandad de la Daga Negra 1º
Editorial--------Manderley
Protagonistas---Wrath y Beth Randall


Argumento


Esta historia está ambientada en Nueva York, la forman tres razas, los humanos, la hermandad de la Daga Negra (vampiros), y sus enemigos mandados por el Omega, humanos que han vendido su alma y se han transformado en monstruos.
La misión de la hermandad de la Daga Negra, es aniquilarlos para que estos no se hagan con el control y los aniquilen a todos, defender su raza es importante para todos ellos o perecerán.
Wrath es su rey, un guerrero sin igual, fuerte, veloz, e inteligente. Un rey digno de seguir y al cual todos siguen con orgullo.
Uno de los miembros de la hermandad, le pide a su rey, que ayude a su hija mestiza, esta es Beth Randall, su transición ha llegado y pocos humanos la superan, por lo que la única posibilidad de la muchacha es que la sangre pura de Wrath la ayude a vivir y no a morir.
En principio Wrath se niega a socorrerla, pero unas circunstancias harán que cambie de opinión. Lo que no se espera Wrath es que la muchacha desate su más profundo deseo y le arrebate las ganas de seguir viviendo sin ella.
Beth ignora lo que realmente es, no sabe que su padre era un inmortal, un vampiro, por lo que cuando un desconocido e imponente guerrero se le acerca y le cuenta todo sobre su nacimiento, no puede creer en lo que está a punto de convertirse.
Este guerrero la atrapa con su mirada, ella le teme pero al mismo tiempo le atrae como nadie hasta entonces. Su deseo y amor por el va en aumento cada noche que pasan juntos, desde que él se acercara con esta historia increíble.
Todo es tan misterioso, terrorífico y a la vez tan fascinante, que lo que ella siente en su cuerpo, esta debilidad y esta falta de adaptación en su mundo, hacen que lo que le cuenta Wrath sea para ella posible.
Ya no está solo su corazón unido por un lazo, sino que también su sangre se diluirá entre ellos como el agua por un manantial, la sed será tremenda.


Opinión personal


Es un libro precioso, a mi me encanto, es entretenido, divertido, los personajes te hacen formar parte de ellos según vas leyendo, y eso me encanta.
Llegas un momento en que la historia se convierte no en letras leídas, sino que llegas a visualizar las escenas.
J.R. Ward, es sin duda una de mis autoras predilectas, sus historias no decaen nunca, sino que se hacen cada vez más interesantes, la autora te va dejando entrever los demás miembros de la Daga Negra, y esto te hace anhelar seguir leyendo sus libros, para ir conociéndolos más en profundidad, porque ya aquí en el primero te das cuenta de que cada uno de ellos guarda una historia fascinante.
En cuanto a nuestros protagonistas principales tengo que decir que me encantan, tanto Wrath, llamado el rey ciego, como Beth son dos personajes sin igual. El con sus sentimientos de culpa de un pasado donde no pudo salvar a sus seres queridos por su debilidad de antaño, y Beth una mujer guapísima, admirada por todos los de su alrededor pero que no encaja en ningún sitio. Dos seres solitarios que se unen para formar lo que uno necesita del otro, el amor de dos almas que se cruzan para formar un todo y vivir una existencia de amor.
Mi puntuación es un 10

4 comentarios:

  1. Le tengo muchas ganas a esta serie. Al ser tan larga, me daba pereza, empezar a leerla. Me la han recomendado muchisimo y ahora al leer vuestra opinion, la comenzare en breve.

    ResponderEliminar
  2. Una serie que me encantó, la recomiendo a todo el mundo y eso que a mí lo paranormal no me va mucho. Pero un 10 le doy

    ResponderEliminar
  3. No lo e leído aún pero la sipnosis me encanta así que me lo apunto para leer

    ResponderEliminar
  4. No lo e leído aún pero la sipnosis me encanta así que me lo apunto para leer

    ResponderEliminar

Bienvenidos a mi blog, solo os pido educación y buenas maneras en los comentarios, acordaos que para gustos hay colores.
Gracias por leerme.
Prometo devolver la Visita.
Alea Jacta Est